Teatro Bolívar

Desde su inauguración en 1933 ha sido el escenario de producciones más emblemáticas del arte musical y teatral.

Diseño

El Teatro Bolívar, considerado el mayor exponente de la arquitectura art-nuvó en el país, se encuentra emplazado en la calle Espejo, entre Guayaquil y Flores, en el Centro Histórico de la ciudad de Quito.

A principios del siglo XX, los hermanos César y Carlos Mantilla Jácome se propusieron desarrollar varios negocios en la entonces pequeña capital de los ecuatorianos. Entre sus proyectos contaron: una agencia de carruajes, el primer hipódromo de la ciudad, la imprenta El Comercio (que más tarde se convertiría en el diario del mismo nombre) y la Empresa de Teatros y Hoteles de Quito.

Construcción

La Empresa de Teatros y Hoteles de Quito C.A. se fundó en 1945, y estuvo conformada por varios teatros cinematógrafos y hoteles. Los inmuebles dentro de la ciudad de Quito fueron: el Teatro México, Teatro Cumandá, Teatro Puerta del Sol, Teatro Bolívar, Teatro Variedades, Teatro Central, Teatro Alameda, Teatro Colón, Hotel Colonial, Hotel Crillón, Hotel Royal y Hotel Columbus.

Para la construcción del Teatro Bolívar, los hermanos Mantilla contrataron a la firma Hoffman & Henon, una afamada oficina de arquitectos e ingenieros de Filadelfia, que ya era conocida por haber construido varios teatros alrededor del mundo, el equipo era comandado por el afamado Augusto Ridder, que después realizaría varias obras en la ciudad. El Teatro Bolívar fue inaugurado el 15 de abril de 1933, con capacidad para 2400 espectadores. Más tarde, sería el primer escenario para eventos de gran magnitud en toda la costa del Pacífico.

El avance de los tiempos

Con el avance de los medios masivos de comunicación, especialmente en los años 80, el Teatro Bolívar dejó de ser visitado masivamente. De 1988 a 1997 este escenario fue arrendado a una empresa distribuidora de cine comercial.

En 1997 la Empresa de Teatros retomó el manejo del Teatro Bolívar, resolviendo restaurar el edificio y recuperar los públicos que acudieron a él en busca de espectáculos culturales de gran nivel. Se emprendió un ambicioso calendario de eventos nacionales e internacionales, y en 1998 se presentó su reapertura como el Teatro de la Ciudad. Se programaron alrededor de 40 eventos en 1998 y 25 en 1999, a los que asistieron más de 70.000 personas; el futuro se miraba prometedor.

Una difícil prueba

El domingo 8 de agosto de 1999, producto de una fuga de gas del local comercial de la planta baja del mismo edificio ocupado por la multinacional Pizza Hut, se produjo un incendio que consumió el 70% de las instalaciones. Fue el golpe más difícil de enfrentar para este bien patrimonial.

El lunes 15 de abril de 2002, coincidiendo con el aniversario No. 69 de la inauguración del Teatro Bolívar, se creó una Fundación privada, sin fines de lucro, para obtener fondos y administrar la restauración de este bien patrimonial monumental de la ciudad de Quito y de la Humanidad, tras haber sufrido un incendio suscitado en un local exterior que afectó al 90% de la estructura.

La Recuperación

La Fundación Teatro Bolívar, mediante la colaboración de organismos nacionales e internacionales y donaciones realizadas por la empresa privada, ha restaurado y reconstruido el edificio en un 85%.

Actualmente se encuentra totalmente operativo y en pleno proceso de reactivación. Cuenta con una sala de 963 butacas (Teatro Bolívar), un restaurante especializado en gastronomía republicana, totalmente equipado con sistemas de inducción (La Purísima), una cafetería cuya materia prima es producida 100% en nuestro país (Cafè Galletti), un salón de eventos artístico-musicales y centro cultural (Wonder 1933), un espacio para enseñanza de diversas disciplina artísticas (Academia de Artes y Música FTB) y un museo que narra las actividades culturales y de entretenimiento que se llevaron a efecto en estos 83 años de funcionamiento del Teatro Bolívar (Museo Vivo).